Newsletter carta #1


perderlo todo, volver a empezar

Carta #1: perderlo todo, volver a empezar

¿Por qué «Cartas de Laplace»? La historia de Sophie Germain y Laplace

«Cómo describirte mi admiración y asombro al ver que mi estimado corresponsal, el M. Le Blanc, se metamorfosea en este personaje ilustre que me ofrece un ejemplo tan brillante». Carl Friedrich Gauss (1807, misiva a M. Le Blanc)

Hay muchas formas de concebir la divulgación, pero para mí, la divulgación, de una manera u otra, radica en contar historias. ¿Qué mejor que contar una en el propio título del proyecto?

🎲 Pierre-Simon Laplace: el hombre que susurraba a los dados

Soy un estadístico peculiar ya que vengo de las *matemáticas y mi doctorado tenía una fuerte componente probabilística, por lo que me siento más identificado con Pierre-Simon Laplace (probabilístico) que con Karl Pearson (bioestadístico).

Este muchacho, nacido en Francia en 1749, fue uno de los matemáticos más importantes de la historia («el Newton francés»), contribuyendo en ecuaciones diferenciales, astronomía y, sobre todo, en probabilidad. Tras tener de alumno a un tal Napoleón, en 1785 ingresó en la Academia Francesa de las Ciencias, e incluso llegó a ser durante unos meses ministro del Interior.

En 1812 y 1816 cambiaría la probabilidad para siempre, publicando «Teoría analítica de las probabilidades» y «Ensayo filosófico sobre la probabilidad». Aunque se equivocó en muchos aspectos, fue la primera persona que concibió la probabilidad como una rama matemática, y no solo asociada a pequeños juegos de azar como se venía haciendo desde Pascal y Fermat. Fue Laplace la primera persona en dar una definición empírica del concepto de probabilidad (la famosa regla de Laplace: casos favorables entre casos posibles). ¿Y qué mejor forma de explicar la probabilidad que usando dados 🎲?

👩‍🔬🎲 Sophie Germain: la matemática más importante (para mí) de la historia

Además de Laplace, uno de los matemáticos más famosos, y que seguramente te suene por estar en todos los salseos, es C. F. Gauss, la persona que acabó poniendo nombre a la distribución más famosa del mundo: la campana de Gauss (aunque no fue él quien la «descubrió»).

Durante años, Sophie Germain, matemática francesa, que nunca pudo cursar una formación oficial en matemáticas por no ser admitida en la École Polytechnique, estuvo carteándose con los matemáticos más importantes de su generación (Legendre, Poisson, Lagrange, Fourier,…) bajo el pseudónimo masculino de M. Le Blanc, y entre sus remitentes estaban el señor Gauss.

Tras empaparse (de forma autodidacta) de sus «Disquisitiones Arithmeticae» (trabajo donde Gauss dio origen a una nueva disciplina: la teoría de números, la parte de las matemáticas que estudia sus propiedades), en 1804, Sophie Germain decidió enviarle la primera masiva de una correspondencia que duró hasta 1809. image

Puedes leer la historia de Sophie Germain en la newsletter «Cartas de Laplace» y en el siguiente vídeo de Instagram

LINK: https://cartasdelaplace.substack.com/p/carta-1